Home / Acuario / El hombre Acuario 2

Incluso después de haber reunido el valor necesario para decirte que te ama, evitará el tema del matrimonio con todas las excusas que tenga a su alcance. Cuando se le acaben estas, ya pensará él algunas otras, bastante imaginativas. Te explicará pacientemente que no puede mantenerte como tú mereces, que sus padres le necesitan o que no es digno de ti. Si eso no es suficiente, se refugiará diciendo que el futuro es tan incierto, con las amenazas de destrucción nuclear y todo eso. ¿Y si el año próximo su jefe lo destina a la sucursal de Alaska? Tú podrías morir allí de pulmonía, y él cargaría con el dolor por el resto de su vida. ¿Como crees que podría superarlo? Un Acuario que conozco se pasó doce años comprometido con una chica y sin querer casarse porque “ella tendría que sacrificar una gran carrera en Broadway”. Nada importaba que la chica no hubiera puesto en su vida los pies en el escenario; el pensaba que ella tenia talento. Y algún día, un productor podría descubrirla; entonces, ¿como se sentiría ella al verse frenada por estar casada con él? Y peor aun: ¿como se sentiría él? Culpable. Egoísta y culpable, ni mas ni menos. No es sorprendente que la pobre mujer acabara refugiándose en los brazos de un rival mas decidido.
Pero no todo está perdido. Aunque es verdad que la mayoría de los hombres de este signo se casan tarde, se casan por fin, generalmente. Lo normal es que suceda después que el último amigo que les quedaba soltero se vaya de luna de miel a las Bermudas. Entonces, Acuario despierta y se da cuenta de que hay un misterio que los demás han resuelto y él no ha investigado siquiera. Naturalmente, eso no lo puede aguantar, de modo que ¡ahí va la declaración! Sin previo aviso, claro. Es Urano, ya sabes.
En la primera época es posible que pienses que le vendría bien una lección y decidas hacerle creer que otro galán mas agresivo te ha conquistado. Te advierto que corres el riesgo de seguir perdida. Con el corazón destrozado, lo mas probable no es que él se lance a un ataque furibundo, enardecido por el afán de posesión, sino que vierta un par de lagrimitas y se diga: “Bueno, hay que aceptar que ha ganado el mejor”. Se resignará a toda una vida sin ti con una facilidad insultante, y hasta es posible que te salga con la insoportable pregunta de si no podéis seguir siendo amigos. Si le contestas enfáticamente que no, es probable que se encoja de hombros, decepcionado, y se vaya silbando por lo bajo. Si le dices que si…, bueno, estaréis de nuevo en el punto de partida: amigos.
Los celos no son la bebida que le deleita. Confiará en ti mientras tú le demuestres que eres de fiar. No porque sea confiado por naturaleza, sino porque su disección analítica sirvió para que se sintiera satisfecho con tu carácter. Salvo que haya aspectos muy desfavorables en su carta natal, no es capaz de posesividad ni de sospechas sin fundamento. Y si alguna rara vez experimenta el aguijón de los celos, tú ni lo advertirás por poco que él pueda evitarlo. Excepcionalmente, o nunca, te será infiel en el nivel físico, sobre todo porque a él el sexo, aunque la parece un tema interesante, no lo consume. Habrá algún Acuario que pase mucho tiempo cavilando sobre el sexo, pero si conoces a alguno de ellos, puedes estar segura de que tienen intensa influencia de Escorpio en su carta natal. (Y lo más probable es que ni siquiera los de este tipo se lancen a una persecución sexual abierta y activa.)
Una vez que ha elegido pareja, Acuario considera que ya puede concentrarse en cosas más importantes. Puede relajarse e investigar en sus ratos de ocio y en su propio laboratorio privado la relación muchacho–muchacha u hombre–mujer (lo cual, si te pones a pensarlo, no es una posibilidad tan negativa, con su eventual probabilidad de éxito).
Para Urano, el sexo es parte de una imagen o un ideal más amplio. Si se le presentara una tentación de enredarse en un romance ilícito (a sus propios ojos, quiero decir), normalmente terminaría bruscamente con el episodio, aunque eso le doliera, antes que seguir con una relación que él considera deshonesta. La situación que le puede hacer sentirse culpable podría ser casi cualquier cosa, desde la desaprobación de tus padres o un conflicto de religiones hasta un ex novio que no pasó del todo a la historia, un juramento que él se hizo cuando tenía ocho años o algo que leyó una vez en un libro. Pero sea lo que fuere, tendrá que quedar de alguna manera ajustado y resuelto antes de que el renueve la intimidad, aunque su amor sea algo tan predestinado como el de Victoria y Alberto. Acuario pondrá siempre sumo cuidado en que su corazón se rompa en silencio, no vaya a ser que los amigos oigan ruido y hagan preguntas.
Es capaz de esperar a tener noventa años para pedir tu mano, aunque tú pienses que es demasiado esperar para consumar un matrimonio. Lo peor es que nunca dará razón para una ruptura; eso es para que él lo sepa y tú lo descubras. Perversamente, te hará pensar que desde el comienzo no fue mas que una fantasía, y guardará la verdad de que era algo autentico para algún nebuloso día futuro de perdón y reconciliación. Puede resultar bastante cruel, pero es su forma de participar en el juego.

Sigue leyendo >>>

 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *