Sagitario ascendente Tauro

Usted es un torbellino y su naturaleza andariega lo hará dar la vuelta al mundo. Pero la suya es una combinación afortunada, y por eso el resultado final de la mezcla entre el idealista Sagitario y el decidido Tauro suele ser una vida encantada.
Su capacidad de acción es impresionante: doblemente capaz, usted puede lograr que los planes más ambiciosos parezcan fáciles de llevar a cabo, y también está capacitado para inducir a otros a realizarlos por usted. Siente la necesidad eterna de aprender y lo hace concienzuda y lentamente, gracias a Tauro; pero es Sagitario el que le inspira metas tan elevadas.
Cuando está decidido, tiende a cerrar sus oídos a cualquier observación, y hasta sus amigos más cercanos vacilan ante la posibilidad de discutir con usted ¡Y no sólo por su temperamento explosivo, sino porque la razón no los lleva a ninguna parte! Tiene amigos de toda clase y es un amante sensual y ligeramente egoísta. Y puede ser tan posesivo con su amante como con su automóvil y su pluma, porque su ascendente hace que se enloquezca por tener y coleccionar cosas y gente.
Considera intocable su libertad, pero el mal humor se apodera de usted si sus seres queridos intentan levantar el vuelo; haciendo gala de una actitud que incluso usted acaba por admitir que es injusta. Puede abrirse camino cuando es preciso, y no teme las responsabilidades.
Posee un físico menos adecuado que el de otros tipos de su signo y tiende a comer de más. Pero adora el aire libre y es un jardinero esmerado. Su calidez hace que nunca le falte una mano amiga, y es un tanto soñador, pero siempre práctico. Mientras sus ojos escrutan las estrellas, sus pies se afirman en la tierra firme.

Volver a Sagitario