Hijo Tauro, padre Libra

El optimista papá Libra divierte a su hija Tauro, cuyo pensamiento es menos positivo que el de papá, y aparta de ella todo asomo de melancolía. Libra piensa que hay que disfrutar de la vida: hay amigos que hacer, fiestas que celebrar, y quiere que Tauro se integre en su círculo social. La niña Tauro, no obstante, es hogareña de corazón, y quiere tener a papá y a mamá sólo para ella, y prefiere unos pocos amigos tranquilos e íntimos a la multitud bulliciosa. Así que tendrá que adecuarse un poco al estilo de vida social de papá.

Libra está a tono con la manera de pensar de los niños y le agradaría permitir que Tauro fuera ella misma. Pasará ratos interminables hablando con ella, y escuchándola, desarrollando sus capacidades verbales, que pueden necesitar un poco de estímulo, especialmente en los primeros años.

El padre Libra le enseñará también a ser menos torpe con los sentimientos de los demás, y a estar más preparada para compartir sus fuerzas, y le prestará su tranquila confianza y su apoyo en los tiempos difíciles. Papá también estimulará la imaginación de la terrenal Tauro con fantásticos cuentos a la hora de dormir, y con observaciones inteligentes cuando salgan juntos de paseo. Le mostrará cómo gozar de la vida. Y en eso Libra es, como padre, un gran maestro.

Además Libra sabe que su hija necesita aprender: ella es un alma práctica que toma la vida de una manera más lenta y menos espontánea que su papá. Libra trata a sus hijos como a jóvenes adultos, pero Tauro no tiene ninguna prisa por crecer, y se sentirá incómoda si se espera de ella que se independice demasiado pronto.

Papá deberá tratar de no intentar persuadirla, y permitirle desarrollarse a una velocidad calmoso, casi a cámara lenta. Finalmente alcanzará la meta, y su sensación de estabilidad y seguridad permanecerá intacta, si no tiene la preocupación de no ser apta para vivir en el gran mundo exterior porque la impulsaron a salir cuando aún no estaba madura.

El paciente Libra atenuará los problemas hogareños. No suele causar ataques de obstinación en Tauro, excepto cuando es excesivamente lógico e impide que su hija tenga los tranquilos períodos de descanso que ella tanto necesita.

Papá tiene tendencia a ocultar los problemas, y ocasionalmente explota cuando las tensiones interiores hacen explosión. Tauro desearía que fuera plácido y coherente como ella, aunque sabe que su padre ha abierto su mente a la vida de una manera que nadie más podría haberlo hecho, y está agradecida por su apoyo y comprensión, y también por el hogar seguro que su armonioso padre ha creado para ella.