Tauro ascendente Escorpio

Sensacional; así lo consideran sus admiradores. Pero aquellos que han padecido su despreocupada actitud de llegar y marcharse, su temperamento incierto y sus emociones demasiado intensas, lo consideran tan peligroso como un tren fuera de control y se apartan rápidamente de su trayectoria.
En su personalidad no hay zonas grises, y la energía de su ascendente hace que muchas personas lo encuentren insoportablemente intenso. También puede oponerse de manera enloquecedora (la obstinación de Tauro también es exagerada), pero en cualquier conflicto, por amargo que sea, usted aprieta los dientes y sigue adelante hasta el final.
Esta fuerza implica asimismo que usted se atrinchera lejos de cualquier cosa de la que no quiere saber nada. Hipersensíble con respecto a sus propias necesidades, usted puede ser, sin embargo, ciego y duro como el hierro ante las necesidades ajenas.
Usted tiene un pequeño e íntimo círculo de amigos, ninguno de los cuales se atrevería a traicionarlo, y un grupo igualmente pequeño de devotas personas amadas. Por fortuna, se ablanda un poco a medida que envejece, e incluso puede llegar a abandonar uno o dos prejuicios profundos.
Siempre es feliz cuando su pareja le permite hacerse cargo de todo, y le deja inmiscuirse tanto en su vida como en su guardarropa, pero los celos y el exceso de posesividad pueden arruinar sus relaciones más íntimas.

Signo Tauro