Virgo ascendente Géminis

La doble dosis de Mercurio hace que usted sea incansable y que necesite encontrar la manera de gobernar sus energías desatadas.
Con frecuencia se sorprende a sí mismo sacando brillo a la mesa del escritorio, acomodando la vitrina, limpiando las alacenas o reacondi-cionando el garaje… ¡En vez de ocuparse de tareas mayores como, por ejemplo, ganarse la vida!

Usted es todavía más difícil de satisfacer que otros Virgo, pero su mente rápida e inquisitiva y su brillo exteriormente sociable lo ayudan a consagrarse inmediatamente a nuevos intereses, o a buscar nuevos amores, cuando la antigua llama comienza a extinguirse. En lo público usted sería un buen crítico profesional, maestro o incluso inspector de Hacienda; pero en su vida privada tiende a abandonar las relaciones amorosas recientes con demasiada rapidez debido al típico aburrimiento de Géminis. Y tal vez analice demasiado.

Realmente disfruta ayudando a los demás, y presta sus servicios con una sonrisa. Es mucho más conservador que otros Virgo. Pero aunque tiene un profundo sentido del deber cuando se compromete amorosamente con alguien, su gusto por los juegos de la mente puede tornarlo a veces demasiado frío y distante.
Cualquier clase de imperfección puede provocar en usted terribles ataques de crítica… ¡Y se asombra si alguno de sus blancos amorosos desaparece! Sin embargo, posee la inteligencia suficiente para conquistar a los otros con sus palabras, si lo desea. Cuando haya aprendido a limitar la cantidad de trabajo, su gran originalidad será deslumbrante.

Signo Virgo