Hijo Acuario, padre Cáncer

El amable padre Cáncer siempre estará contento de ayudar a Acuario a ocuparse de sus intereses, y se dedicará a organizar didácticos días al aire libre para mantener alerta el activo cerebro de su hijo. Pero papá esperará que le agradezcan por todo, y Acuario tal vez se olvide de hacerlo, pues este niño vive la vida soñando despierto y es más bien distante y poco afectuoso.

A Cáncer le resulta difícil disciplinar a su hijo: Acuario discutirá, siempre estará convencido de tener razón, querrá hacer las cosas a su modo y se obstinará fatalmente. Entonces, si Cáncer no está de humor para peleas y se siente cansado, dejará que Acuario se salga con la suya; pero si las oscilantes emociones de Cáncer se apoderan de él, estallará en una andanada de diatribas. Acuario nunca sabe qué esperar de su padre, que padece de altibajos emocionales, y se defiende volviéndose escurridizo y actuando de manera distante, ignorando las ruidosas protestas de papá. También puede decidir responder con lógica incontenible, y lograr así que su padre Cáncer se enoje más que nunca.

Acuario hará lo imposible por escurrir el bulto a la hora de prestar ayuda en casa, para poder concentrarse en la invención de su próximo proyecto. Papá no puede comprender las brillantes ideas del veloz Acuario y desearía que bajara de las nubes y ayudara más a menudo con las tareas domésticas. Querría que Acuario actuara como un niño, en vez de tratar de enredar a los adultos en debates intelectuales todo el tiempo.

Los dos son muy diferentes: papá piensa con las emociones y sentimientos y su hijo Acuario es lógico y racional; Acuario corre riegos y papá se maneja con cautela; Acuario goza con el cambio y a Cáncer lo aterra; Cáncer se preocupa por todo cuando Acuario se despreocupa; papá necesita descanso y retiro para suavizar su ceño fruncido y Acuario sólo necesita descansar después de haberse agotado en un frenesí de actividad; Acuario es generoso y Cáncer puede ser algo roñoso; y papá es muy anticuado comparado con su hijo, siempre a la vanguardia en todo.

La clave para que se lleven bien es que el padre Cáncer no intente controlar excesivamente a su hijo. Si Acuario tiene lugar para ser él mismo, apreciará a papá por todas las cosas buenas que le ofrece: amabilidad, estímulo, un hogar confortable y absoluta fidelidad a la familia.

Signo Acuario

Artículos relacionados