Hijo Acuario, padre Leo

El regio papá Leo se conforma con que su hijo lo respete, lo admire y lo idolatre. ¡Sin duda no tolerará tener un pequeño rebelde como Acuario en la familia! El niño Acuario no respeta con facilidad -la gente tiene que ganarse su respeto- y no obedecerá a la autoridad a menos que haya una buena razón para hacerlo. Y en cuanto a la adoración, Acuario es demasiado distante para ser abiertamente emocional.

Pero de todos modos se llevará bien con su papá Leo. Ambos poseen mentes ágiles y disfrutan discutiendo ideas. Les encanta reírse y son amables y generosos. Acuario no se siente para nada avergonzado por el estilo espectacular de su padre ni por su gusto diferente en cuanto a la ropa. Acuario también adora destacarse entre la multitud y está contento de tener un padre que entiende por qué.

Acuario no se sentirá feliz si papá impone una disciplina excesivamente rígida. Acuario necesita límites -aunque sea para llevar a sus padres precisamente al límite y no pasar de ahí-, pero con él sólo funcionarán las explicaciones lógicas, no los ruidosos combates de gritos.

Papá quiere que su hijo sea perfecto y tal vez decidirá ser cruel para lograrlo. Esa dureza, sin embargo, sólo conseguirá que Acuario se torne más distante y desafiante. Es posible que haya problemas en la adolescencia cuando el tradicional Leo choque contra su precursor hijo Acuario: Leo tendrá que dejar de ser un tirano y aceptar a Acuario tal cual es.

El padre Leo puede ofrecer una orientación maravillosa y ayudar a Acuario a encontrar maneras prácticas de hacer realidad sus ideas. Y papá estará orgulloso de tener un hijo tan brillante y lleno de curiosidad por la vida.

Signo Acuario

Artículos relacionados