Hijo Acuario, padre Tauro

A papá le gusta encontrar las zapatillas junto al fuego y arrellanarse en su cómodo sillón después de un duro día de trabajo. Le gusta que las cosas estén en su sitio y no le agrada que nadie arme alboroto en su vida. Así que tendrá algunos inconvenientes con el pequeño Acuario, ¡que sólo desea cambio y excitación!

Acuario es un niño resuelto que quiere explorar, investigar, tener aventuras, desparramar ideas y divertirse; y al que su querido y anticuado papá Tauro se le antoja, verdaderamente, un poquito anquilosado. Pero Acuario saldrá muy beneficiado precisamente por ese achacoso sentido común que le enseñará papá, que lo ayudará a concentrarse más, en lugar de lanzarse detrás de la primera idea que le viene a la cabeza.

Acuario es extravagante y peculiar, un verdadero pequeño individuo, y Tauro es convencional y respetable. No siempre aprobará la extraña panda de amigos de su hijo, y a menudo piensa que Acuario se pasa de la raya con sus contestaciones. Pero el estilo firme de Tauro le enseñará a su hijo que hay límites y evitará así que Acuario exija hacer siempre las cosas a su modo.

El padre Tauro debe evitar los estallidos de furia: con su hijo funcionarán mejor la razón y la lógica que las escenas tormentosas. Esto se aplica especialmente en los años de la adolescencia, donde podrían producirse violentos choques si papá no maneja las cosas con suavidad.

Papá disfruta de su vida cálida y materialmente confortable, pero Acuario quiere arrojarse al mundo de las ideas y desearía que su padre se le uniera allí, cuando lo que querría éste es que su hijo mostrara alguna voluntad de sentar la cabeza. Pero los dos aprenderán a aceptarse mutuamente y Tauro tiene una faceta amable y sensible que comprende los brillantes deseos de su hijo. Y en su corazón Acuario sabe cuánto lo ama su padre.

Signo Acuario

Artículos relacionados