La personalidad de Acuario

Si se considera que Acuario representa el undécimo período de la vida, comprendido entre los 70 y los 77 años, su personalidad se caracterizaría por el desapego a la vida terrenal y por una actitud infantil, un poco extravagante (aunque sabia).

La marcada tendencia a la aceptación de los nativos de Acuario trasciende las restricciones o limitaciones materiales. No obstante, la regencia de Urano hace que los Acuario sean algo impredecibles, excéntricos y erráticos.

Los nativos de Acuario tienen fama de impredecibles. Tratar de adivinar lo que hará un Acuario suele ser una tarea infructuosa, y por lo general tampoco es posible controlar su conducta imponiéndole tareas repetitivas para las que se requiere perseverancia. Los nativos de este signo necesitan que se les dé vía libre para ejercer su imaginación y que se les imponga el mínimo de restricciones.

La alegría es esencial para los Acuario. A menudo se sienten desconcertados ante el rechazo, ya que tienen una actitud abierta hacia la vida. Y dado que son mucho más tolerantes que otros, suponen erróneamente que a los demás les ocurre lo mismo. Además, les gusta que todo discurra sin dificultades.

El deseo de felicidad y de comprensión impregna todo lo que hacen, y cuando se encuentran en una situación conflictiva o apremiante pueden perder el juicio, atacar con la velocidad del rayo o simplemente desaparecer.

Los Acuario son promotores de grandes ideales y dan mucho valor a las verdades científicas y universales. Luchan por mantener la objetividad, razón por la cual a veces se los acusa de frialdad o falta de emotividad. Dado que pueden moverse ágilmente por la superficie de la vida mientras calibran situaciones y reaccionan con rapidez, algunos los encuentran demasiado superficiales; pero, paradójicamente, los Acuario se sienten atraídos de manera irresistible por aquellos aspectos profundos y oscuros que parecen tener menos vigencia en su propia personalidad.

Signo Acuario

Artículos relacionados