Primeros pasos de los niños Acuario

En esta etapa su dulce Acuario probablemente se convertirá en un niño irritable y molesto que se negará a moverse y montará escenas. De nuevo resultarán útiles las explicaciones sensatas acerca de por qué debe o no debe hacer algo: los gritos sólo servirán para que se obstine todavía más en salirse con la suya.
Al niño Acuario le sentará estupendamente ir a la guardería. Necesita compañeros de su edad y es más feliz en grupo. Adora los juegos activos, especialmente correr por todas partes con otros niños, aunque siempre querrá hacer las cosas a su modo y a veces puede ser terriblemente desobediente.

Sus capacidades verbales se evidenciarán precozmente. Acuario es un orador refinado, hábil para las frases originales y las afirmaciones astutas; pero con demasiada frecuencia utilizará su don de locuacidad para desafiarla. Este pequeño rebelde necesita un control cariñoso pero firme para poder reconocer los límites: no le permita que se salga tanto con la suya. Está convencido de que él es quien sabe más y odia toda clase de autoridad, pero necesita enterarse de que algunas reglas fueron creadas expresamente para protegerlo. Es bueno que pueda pensar por sí mismo, pero esa característica precisa equilibrarse con sensatez y consideración, dígaselo.

Pero Acuario también posee una faceta sorprendentemente madura y le encantará discutir con usted de diversos temas; hará preguntas profundas y expresará percepciones y puntos de vista inusuales. También se preocupará mucho por las personas menos afortunadas que él, y si ve un vagabundo, exigirá saber todo acerca de la pobreza y la indigencia, y querrá hacer algo, aunque sea mínimo, para ayudar. Trate de involucrarlo si usted misma se dedica a obras de caridad, o también si se trata de ayudar a un vecino. Su conciencia social se le revelará desde muy niño y necesitará concretarse.
El pequeño Acuario adora ayudar a otros, pero es tímido a la hora de pedir ayuda para él mismo. Necesita saber que usted está dispuesta a echarle una mano. Este pequeño individualista tiende a arreglárselas solo con demasiada frecuencia y terminará creyendo que sólo puede contar consigo mismo. No es abiertamente afectuoso y puede parecer distante. Demuéstrele que haga lo que haga usted lo ama y acepta, y que estará a su lado cuando lo necesite.

Al niño Acuario le entusiasma formar parte del grupo de la guardería, pero se asegurará de mantener intacta su peculiaridad entre la multitud. Se adapta fácilmente y disfruta cuando está rodeado por otros niños. También le agrada tener la oportunidad de aprender cosas nuevas y satisfacer así su inmensa curiosidad.
Pero Acuario conserva en secreto una parte de sí, incluso con sus padres. Le resulta bastante difícil intimar con la gente, y teme que lo rechacen si revela sus pensamientos más profundos; prefiere en lugar de eso inventar un pequeño mundo propio donde pueda soñar y nadie pueda lastimarlo. También puede perderse en sus pensamientos, chocar contra las puertas y olvidar lo que usted acaba de decirle. ¡Acuario está abstraído en otra dimensión!

Su acelerada mente pasa de una cosa a otra sin cesar y él siempre está buscando algo nuevo para ocupar su activo cerebro. Es un joven visionario, con ideas propias de la ciencia ficción, que sueña cosas que tal vez un día se harán realidad. Jamás se ría de sus grandes sueños. Quiere que lo escuchen y lo traten con respeto: dígale que sólo construye castillos en el aire y lo ensombrecerá. Sus mejores amigos suelen ser otros pequeños soñadores y es difícil que se entienda con niños más comunes.
A Acuario le gusta pensar en sí mismo como en alguien muy maduro, y tal vez creerá que puede cuidarse mejor de lo que en realidad puede. Trate de saber qué es lo que está haciendo e incúlquele todo el sentido común que pueda, sin doblegarlo. Ayúdelo, con tacto, a tomar decisiones y enséñele a descubrir sus verdaderos deseos, y él recompensará sus cuidados con una lealtad conmovedora. Su hijo depende de usted mucho más de lo que quiere reconocer.

Signo Acuario

Artículos relacionados