Signo Aries ascendente Acuario

Ojos centelleantes y la mirada siempre fija en el futuro… No cabe duda: usted es un aventurero. La magia de Acuario le proporciona una visión tan extraña de la vida que con frecuencia los demás lo consideran un loco excéntrico.

No se avergüence de ser tan peculiar, siempre fuera del ritmo que marca la multitud. Mientras no se dedique exclusivamente a espantar a los otros por placer, podrá quitar de su camino todos las restricciones mezquinas y muy pronto irrumpirá a toda velocidad en esa zona de éxito que le es propia.

Su capacidad de ver siempre el cuadro completo significa que usted carece por completo de prejuicios: toma a las personas tal cual son, y parece tener una fuerte inclinación a coleccionarlas…, tanto en calidad de amigos como de amantes.

Pero bien oculta detrás de su superficie sociable acecha la necesidad de que todo sea según su deseo, lo cual implica abandonar a sus camaradas e incluso a sus parejas cuando le parece, y después volver a desempolvarlos y recuperarlos si así se le antoja.

Además, tiende a preferir la cantidad a la calidad, aunque carece de malicia, y su mayor defecto secreto es pensar que no puede seguir el juego. ¡Cuando en realidad es usted quien se resiste a jugarlo!

Amante de la libertad y del aprendizaje, usted nunca intenta atar a las personas ni obligarlas a seguir sus opiniones.

Las personas le importan muchísimo más que cualquier otra cosa, aunque a veces le resulte problemático expresar sus sentimientos.

Deje que los actos hablen más claramente que las palabras, pues nadie se comunica mejor que usted con el lenguaje del cuerpo.

Signo Aries