Signo Aries ascendente Capricornio

¿Por qué su optimismo y alegría naturales dan paso a accesos de tristeza y duda? ¿Puede ser por su ascendente, el melancólico Capricornio, que cavila entre bambalinas? Casi siempre, su faceta práctica y secreta lo ayuda a canalizar sus energías en ambiciones serias y en trabajo duro y sólido.

Eso, junto con sus pensamientos e ideas inspiradas y prolíficas, hace que los demás reparen en usted. Pero también significa que posiblemente necesite tiempo para poner de acuerdo su mente y su corazón.

Físicamente tan resistente como las botas viejas, y con capacidad para florecer soportando penurias que derrotarían a la mayoría de las personas, es posible que el respeto demasiado rígido a la rutina y la tradición acabe por reprimir algunas de sus acciones: suéltese y preste más oído a su corazón y menos a su cabeza.

Usted prospera en las grandes organizaciones, pero trate de no avasallar a demasiados empleados menos ambiciosos en su camino hacia la cima.

Usted no se engaña tan fácilmente con los halagos como los otros Aries, y verdaderamente puede conseguir que los otros trabajen al máximo. ¡Como los faraones egipcios, que lograron construir las pirámides moviendo un solo dedo!

Quien consiga atravesar su resistente corteza, quedará sorprendido ante un corazón cálido y sentimental, ese que tanto le preocupa ocultar.

Usted es un amante absolutamente leal, y puede hacer sacrificios notables por sus amigos. Estará más en paz consigo mismo si presta atención a su faceta optimista y no se preocupa demasiado por las posesiones.

Signo Aries