Los ascendentes de Aries

Su signo solar deja atrás a todos los demás. Dueño de un depósito de energía inagotable, usted no comprende por qué quienes lo rodean acaban exhaustos. La vida es para Aries un cúmulo de diversiones y de desafíos físicos; tanto es así que cuando se jubile, es probable que usted continúe corriendo la maratón. Además, es valiente: si usted ve a una anciana que está siendo asaltada, a un niño o a un animal en peligro, correrá hacia la escena del crimen dispuesto a utilizar los puños si hace falta. Cualquier clase de injusticia o de crueldad despierta su faceta protectora, capaz de arriesgarse a cualquier cosa por aquellos que ama.
De mente rápida, abierto y cálido de corazón, usted es una persona que conviene tener cerca, y además tiene el don de hacer que ocurran cosas. Su fascinante personalidad no parece ser nunca igual a sí misma, pero usted es siempre extremadamente franco, positivo e impulsivo. También es cierto que, a veces, usted puede ser agresivo y hostil, y un esclavo de su intenso impulso sexual, y su naturaleza temeraria lo hace propenso a sufrir accidentes. Aries no puede soportar ni un segundo de aburrimiento: en cuanto el trabajo, el juego o la pareja empiezan a resultar pesados, sus ojos empiezan a deslizarse sobre nuevas alternativas…
Ningún trabajo, por duro que sea, excede sus fuerzas; al menos según usted mismo. Y lo cierto es que al enfocar cualquier tarea con tanta seguridad en sí mismo y con el simple optimismo de un chiquillo, usted suele conseguir más cosas que cualquier otro. Sin embargo, debe permitir que esa máscara impaciente y poderosa se le caiga de tanto en tanto, pues de otro modo nadie sabrá que bajo ella se oculta un interior tierno y cariñoso.
El nativo de Aries es un líder natural al que le gusta estar al frente. Debe este fogoso temperamento al regente Marte, el planeta de la acción y la agresión. Afortunadamente, su furia estalla y se extingue con tanta rapidez como el fuego sobre una delgada capa de combustible. En un momento está gritando y al momento siguiente es todo sonrisas; además, es usted siempre el primero en olvidar, sin ceder al malhumor ni a viejos rencores.
Donde esté la acción, allí estará usted, y esta característica lo convierte en un amante excitante e impetuoso y en un amigo fiel para toda la vida. Es siempre entusiasta, y puede poner al servicio de su pareja su estilo naturalmente competitivo, provocando una excitación cada vez mayor.
Como es impulsivo y generoso, las personas amadas por usted reciben montones de regalos y siempre está listo para prestar ayuda a los demás. Puede ser olvidadizo y vago, y aborrece todos los detalles insignificantes, especialmente sin son financieros. Sin embargo, su buena suerte innata le proporciona buenas oportunidades, tanto en cuanto al dinero como a la profesión.
Le gusta viajar ligero de equipaje y vivir el momento, y gana amigos con facilidad. Cualquier amante que desee permanecer en la vida de Aries debe ser un colega chispeante dispuesto a seguir su ritmo… y a prestarse a cualquier cosa dentro y fuera de la cama, y también debe ser capaz de tolerar su necesidad de libertad, sin por ello dejar de sentirse seguro y amado.
Le conviene invertir ese exceso de energía y agresividad en un deporte o en alguna buena causa que le exija tiempo, para dar así a su pareja y amigos un bien ganado respiro. Y trate de domeñar su intenso instinto de independencia para permitir verdadera intimidad con alguien.
Su verdadero yo Aries se le revelará con mayor precisión tras descubrir el corregente de su vida, su ascendente, cuando vea cómo se combina éste con su signo solar para dar forma a su personalidad. Usted ya sabe cuál es su signo solar: el día de su nacimiento lo califica como Aries. Ahora, después de comprobar en el siguiente gráfico su hora de nacimiento, podrá conocer también su ascendente. Si no sabe exactamente a qué hora nació, no importa: se reconocerá sin dificultad en una de las doce combinaciones de signo solar y ascendente.
ascendente aries

Signo Aries