Carácter y signos

Fue el filósofo y matemático griego Empédocles (siglo V a.C.) quien estableció el sistema de los cuatro elementos primarios: Fuego, Aire, Agua y Tierra. Se basó en la observación de los elementos naturales a partir de ciertas cualidades: húmedo y seco, caliente y frío.
El Fuego es resultado de la combinación de lo seco y lo caliente.
El Aire se originó a partir de lo caliente y lo húmedo.
El Agua nació de lo frío y lo húmedo.
La Tierra surgió de lo frío y lo seco.
En Astrología
Los elementos zodiacales dividen a los signos en cuatro categorías según las cualidades de cada elemento. A cada uno de ellos, Hipócrates, creador de la Medicina, le adjudicó un temperamento psicológico.

4 elementos, 4 caracteres

Cómo son la Tierra, el Fuego, el Aire y el Agua
Los griegos creían que los temperamentos derivaban de los humores, de fluidos corporales que afectaban el carácter. De ahí que términos como flemático sanguíneo o el mismo término “humor” nos refiera a la forma de ser.
La Tierra
El elemento de Tierra es tangible, sólido, estable, confiable, pesado y concreto. Las personas Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) son así. Lo mismo puede decirse de quien tenga en su carta natal planetas o signos de Tierra. La Tierra es práctica, realista y fiable.
El Fuego
Tal como es obvio, el Fuego es caliente, devorador, radiante, volátil, expansivo y explosivo. Alguien de Fuego (Aries, Leo y Sagitario) será así, como estos términos. El Fuego es entusiasta, confiado y espectacular.
El Aire
El Aire puede ser libre y limpio o más caliente y denso. Asimismo, pueden ser las personas Aire (Géminis, Libra y Acuario). El Aire es creativo y cambiante. El Aire es objetivo, racional y abstracto, mucho más intelectual que sentimental.
El Agua
Húmeda, fluida, disolvente, compasiva y sanadora, así son las personas del elemento Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis). Es muy cambiante y fluida, su humor varía como el agua. El Agua es sensible, receptiva y emocional.