La Casa III

Podríamos caracterizar la Casa III diciendo que nos revela la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno, especialmente con las personas con las que tenemos vínculos cercanos, o de la infancia Esto difiere de la naturaleza del ascendente y la Primera Casa, ya que esa importante posición en la carta natal habla más acerca de la impresión que hacemos en el entorno y no de las interacciones que tienen lugar dentro de un marco social dado. Ciertamente, la Primera Casa nos dice algo sobre nuestras circunstancias en la infancia, pero la Tercera Casa entrará en esta área de una forma mucho más detallada Aprender a combinar las indicaciones de la Primera y la Tercera Casa ayudará a ampliar nuestra comprensión del condicionamiento ambiental inicial de la persona.
La Tercera Casa es también el lugar del horóscopo en el que podemos encontrar información adicional sobre la relación con nuestros hermanos y hermanas. Además, los describirá, especialmente al mayor y/o al que dejó más huella en nosotros o en el resto de la familia. La Tercera Casa también nos habla de nuestros vecinos y de aquellos amigos suficientemente cercanos como para ser considerados como hermanos. Además, contiene información sobre nuestra educación primaria y secundaria y los maestros que tuvimos durante dicho período de nuestras vidas.
Ésta es una Casa muy ajetreada: trata sobre los viajes cortos, los pensamientos, las opiniones y todo tipo de comunicación. Un viaje corto (en esta era de los viajes en avión) dura menos de tres días y se realiza con fines comunicativos. Nunca se trata de unas vacaciones, ni de una aventura o una búsqueda. Y lo que es más importante: la Tercera Casa habla del modo en que utilizamos nuestras mentes y nos comunicamos a través de la palabra escrita y hablada.