Capricornio ascendente Escorpio

Superambicioso, usted no sólo quiere alcanzar el éxito absoluto ¡También quiere que lo alcancen todos sus familiares, amigos y conocidos! Por esa razón, siempre está estimulándolos. Tiene energía de sobra para velar por sus propios intereses y por los de ellos al mismo tiempo.
Es de esperar que sus seres queridos no se molesten porque usted se haga cargo de todo: usted lo hace todo bien, y con exceso; trabaja extraordinariamente duro y se siente muy orgulloso de sus logros; siempre compra lo mejor, porque sabe que durará, y es ahorrativo al extremo.
Su cerebro, extremadamente activo, prospera con la comunicación, así que usted siempre está hablando por teléfono, despachando cartas y grabando mensajes para la gente. Y ese vigor se extiende a los horarios extralaborales de modo que usted juega tan duro como trabaja.
Leal y fiel, su ascendente le otorga una veta añadida de posesividad. También posee un temperamento y una lengua incisiva de estilo escorpiano, y puede ser cruel con quienes lo desilusionan. Sus poderosas emociones alejarán a sus amantes, a menos que ponga remedio. Los estallidos sorprenden a los que se fían de su apariencia fría e indiferente.
En los vínculos amorosos es proclive a las partidas súbitas y a los finales abruptos. Pero tiene un corazón de acero y cualquiera que quiera conseguirlo deberá apelar primero a su mente lógica. La capacidad de la cabra sumada a la perspicacia del escorpión da como resultado un tranquilo pero mortífero líder nato, irresistiblemente sexy.

Capricornio