Capricornio ascendente Géminis

Sagaz, lógico y honrado, usted trabaja demasiado duro para ser un verdadero Géminis; pero ese destello de Mercurio seguramente ilumina su prudente alma de Capricornio.
Sus dos signos parecen ser tan insolubles entre sí como el agua y el aceite, pero trabajan bien juntos y lo hacen tan flexible mentalmente que nadie puede superarlo. Usted también dice lo que piensa, pero con esa diplomacia geminiana, ¡sus víctimas ni siquiera notarán que las ha insultado!
Hay una vuelta de tuerca perversamente sarcástica bajo su personalidad ya normalmente severa. Esta combinación entre aire y tierra acorta el camino, sujeta los evasivos talentos de su ascendente y permite que se desarrollen.
Y Géminis arrastra las sólidas capacidades de Capricornio a proyectos que entusiasman a los demás. Usted es digno de crédito, honrado, recto y serio, y a todo ello hay que sumar la mentalidad inquieta e inquisitiva que le brinda su ascendente.
El signo de los gemelos también lo vuelve más coqueto, aumentando su complacencia por estar entre gente, lo que provoca confusiones infinitas en su vida amorosa porque usted es tan tímido respecto a los compromisos como el siguiente Capricornio.
Es probable que intente manejar más de una relación por vez, pero como no es un Géminis verdaderamente liberal, esto podría causarle toda clase de complicaciones.
Su umbral de aburrimiento es más bajo que el de otros nativos de su signo, y necesita dormir más. Puede destacarse en áreas de grandes negocios y en la lucha contra el crimen; y siempre que no ambicione demasiado, se desenvolverá simultáneamente en dos carreras.

Capricornio