Capricornio perverso

Frío y seguro exteriormente, el interior de Capricornio puede estar tan repleto de temor y cautelas que, en realidad, usted cava alrededor de su corazón un foso tan profundo que ni el amante más ejercitado podrá cruzar; y luego usted se pregunta por qué se siente tan solo y abandonado… Le resulta difícil pedir lo que desea o demostrar cualquier signo de debilidad, en la cama y fuera de ella; sin embargo, si su pareja no interpreta correctamente sus pensamientos, usted cae en un negrísimo estado de ánimo.

Hay un paso muy corto entre la protección y la posesividad, y es un paso que Capricornio, secretamente vulnerable, puede dar muy fácilmente una vez que ha bajado su guardia amorosa. Como tiene niveles de exigencia exageradamente altos, para sí mismo y para los demás, Capricornio considera que la vida está claramente dividida entre lo que está bien y lo que está mal, blanco y negro, y tal vez sólo advierta demasiado tarde que el amor no suele encajar en categorías tan rígidas.

La falta de flexibilidad lo lleva a dejar escapar el amor antes de ceder en sus principios. Después, cuando quiere que el amor vuelva, ya es demasiado tarde. Tan seguro como una mosca atrapada en una telaraña, Capricornio tiene dificultades para relajarse y para confiar verdaderamente en su pareja. En cambio, se dedica constantemente a cuestionar los motivos y causas, analizando cada momento y cada conversación, siempre en busca de significados ocultos, y en cuanto se siente amenazado, se retira tras un glaciar de helado sarcasmo.

Es posible que esté demasiado interesado por el estado y la salud de la cuanta bancada de su pareja…: una peculiaridad que alejará a muchas parejas potenciales si usted permite que esos apetitos arruinen su vida amorosa. Sus ambiciones personales pueden ser tan poderosas que le roben tiempo y energía para el amor.

Mientras una parte de usted imagina aventuras amorosas con su amante ideal, la otra parte siente tanto miedo ante el profundo y oscuro poder de la pasión, que usted se protege de cualquier compromiso y mantiene sus emociones firmemente encerradas con tres candados. A veces, usted comparte su vida amorosa con más de una persona…, para no tener que depender verdaderamente de ninguna.

Y sin embargo, puede caer de repente en las redes de una persona mentirosa pero encantadora. Extrañamente, Capricornio puede enredarse a la desesperada con la persona menos adecuada, después de rechazar proposiciones mucho más fiables. Y eso ocurre cuando su núcleo sensual excede a su cerebro frío y más capaz. Un breve éxtasis suele ir seguido del aburrimiento o de una profunda desilusión. Pero como buen Capricornio, usted no cederá. El sexo entonces puede ser una trampa tras la que no haya nada que compartir, pero usted es demasiado obstinado para admitir una derrota amorosa.

Aprender a deshacerse de una pasión fracasada, liberando su corazón para dar lugar a una pasión más elevada, es una de las metas vitales de Capricornio. Usted puede pasarse más tiempo que cualquier otro signo sufriendo en medio de la acida atmósfera del amor arruinado. Y es una pena, ya que usted tiene mucho que ofrecer y mucho que recibir.

Capricornio