Hijo Capricornio, madre Escorpio

La enérgica mamá Escorpio tanto estimula a sus hijos al éxito que a veces puede presionarlos demasiado. Pero en el caso de Capricornio, no hace falta desvelarse por si la niña no se esfuerza al máximo: Capricornio está por naturaleza impulsada al éxito y es seguro que su madre Escorpión terminará enorgulleciéndose de ella. Todo andará bien si mamá le permite seguir su propio ritmo.

Las dos son reservadas, aunque a Escorpio le resultará difícil no meter la nariz en la vida de su hija y no obligarla a revelar sus sentimientos. Capricornio necesita espacio para ella misma y aborrece sentirse presionada. Sin embargo, apreciará el hogar seguro y ordenado que Escorpión crea para ella, porque esta niña florece con la estabilidad y con una educación tradicional. Escorpión se asegurará de que su hija tenga ambas cosas.

Los choques son inevitables ya que Escorpio tendrá que demostrar que ella es el jefe. La obstinada Capricornio puede ser muy malhumorada si se le imponen reglas rígidas sin ninguna explicación. Le parece que es lo bastante responsable para que le permitan tomar algunas decisiones por sí misma y aborrece sentir que la manejan.

Escorpio debe reprimirse para no destruir la confianza de su hija. Capricornio no está tan segura de su capacidad como parece y necesita estímulo para ser segura y ganar confianza interior.

A las dos les importa el dinero y la condición social, y Capricornio admira la capacidad que tiene mamá de hacer las cosas. A ninguna le gusta el cambio, y tampoco pueden presumir de un gran sentido del humor ni de la diversión. Pero se llevan bien.

A mamá la aliviará que Capricornio no sea una niña de naturaleza desobediente y también que demuestre poseer mucho sentido común. Y Capricornio prosperará en la seguridad y en la rutina estable que su madre le proporciona.

Capricornio