Hijo Capricornio, madre Géminis

La tranquila Capricornio está convencida de que su parlanchína madre es incapaz de permanecer un instante callada, pero no puede dejar de reírse de sus comentarios y noticias. Mamá Géminis le hará mucho bien a su pequeña y grave Capricornio enseñándole con el ejemplo lo divertido que es hablar y pensar ideas nuevas.

Géminis sabe cómo pasárselo bien y opina que Capricornio también debería divertirse más. Le demostrará que la vida no tiene por qué ser «todo trabajo, nada de diversión», pero mamá deberá acordarse de estimular también la veta laboriosa de Capricornio.

Para su hija es esencial que la alaben por sus esfuerzos y que no la hagan sentir una devoralibros aburrida y casera. Ayúdela a lograr cierto equilibro. Ciertamente, Capricornio no desea que la consideren aburrida y sin interés, pero necesita bastante tiempo para estudiar seriamente.

Capricornio siente una gran necesidad de rutina y a veces desearía que su mamá fuera un poco más terrenal y organizada. Pero Géminis está constantemente intentando destruir cualquier hábito doméstico y se resentirá con su papel de madre si no tiene otros intereses para mantener ocupado su activo cerebro.

La madre Géminis necesita salir y encontrarse con gente cada día, por mucho que su hija Capricornio prefiera una vida más tranquila. A ésta le gustaría tener a mamá para ella sola con más frecuencia, pero Géminis siempre está fuera haciendo nuevos amigos y apenas aparece por casa.

Mientras que Géminis adora todo lo nuevo, Capricornio desconfía de cualquier moda o tendencia. Ella es una niña anticuada que espera recibir una educación tradicional; una muchachita decidida que hará sentirse orgullosa a mamá por sus trabajos escolares. Capricornio trabaja arduamente hasta terminar todos los planes que inicia, y mamá sólo se emplea a fondo si se entretiene haciéndolo.

La mercurial madre Géminis rebosa energía veloz, pero su hija Capricornio, regida por Saturno, avanza con lentitud. No importa: las dos aprenderán a apreciarse mutuamente. Pero mamá deberá reconocer que Capricornio necesita seguridad, rutina y aceptación. Así las dos disfrutarán una relación profundamente satisfactoria.

Capricornio