Hijo Capricornio, madre Leo

Capricornio está fascinada por la personalidad extravertida de mamá Leo y por su capacidad de destacarse en medio de la multitud. Leo está dispuesta a dedicar tiempo y atención infinitos a su hija, y eso la hará sentir respaldada, necesitada y amada. En realidad, la madre Leo será el centro del mundo para Capricornio.

Esta niña se divertirá con el estilo excéntrico y el carácter chispeante de su madre. Capricornio es mucho más reservada y suele desconfiar de la gente ruidosa, pero en el caso de mamá, envidia la capacidad de ser dominante y fiable a la vez. También piensa que su madre es valiente y amable y admira su capacidad de trabajar a gran escala: Leo no parece dispuesta a enredarse en pequeños detalles.

Mamá se siente muy cómoda y relajada con su estable y dependiente hija Capricornio, que no la agobia con grandes demandas, y ambas, aunque son por completo diferentes, disfrutan cuidándose mutuamente.

Sin embargo, a Leo todo parece resultarle más fácil que a su hija, y tal vez por ello no ofrecerá a Capricornio los elogios que merece por sus duros esfuerzos. Y Capricornio nunca será tan cálida y encantadora como mamá.

Está regida por el frío planeta Saturno y le lleva mucho tiempo entrar en calor. Mamá irradia calidez y alegría todos la aman, mientras que a la gente le resultará difícil acceder a la reservada Capricornio.

La niña Capricornio cree que mamá debería esforzarse más. ¡Y es desesperante con el dinero! Pero esta niña ama la calidez y energía de su mamá y admira su capacidad de atraer la atención y entusiasmar a la gente. También le gusta que mamá tenga una faceta más seria: la que da buenos consejos, amor y apoyo. Sabe que su madre se hará cargo de los aspectos prácticos cuando sea necesario, y se siente segura y amada.

Capricornio