Hijo Capricornio, madre Tauro

La niña Capricornio se sentirá cómoda y segura con su generosa mamá Tauro. Tauro intentará fundar un hogar feliz donde todo se rija por una rutina y la estabilidad esté a la orden del día.

Esta clase de mundo podría resultar restrictivo para algunas personas, pero Capricornio no es una de ellas: la niña Capricornio adora sus comodidades hogareñas y disfruta sabiéndose segura y bien cuidada.

Ambas están totalmente persuadidas de que la única manera de triunfar en la vida es trabajando duro, y por eso mamá estimulará los serios esfuerzos escolares de su hija. Este par de voluntariosas tendrá poco tiempo para los frivolos y soñadores: ambas nacieron signos de tierra y están destinadas a ser prácticas y eficientes.

De tanto en tanto permitirán que una imprevista veta de humor, en forma de bromas cómplices, suavice el panorama. Y aunque ambas son absolutamente serias en la superficie, debajo laten dos corazones cálidos. Madre e hija son capaces de hacer cualquier cosa para ayudar a sus seres queridos, y comparten también el amor por los animales.

Capricornio anhela afecto, pero le resulta difícil pedirlo. Y como a mamá Tauro le resulta fácil demostrar su amor, pronto conquistará el reservado corazón de su hija. La madre Tauro comprende que a Capricornio le guste conocer exactamente qué se espera de ella, porque ella también necesita saber en todo momento a qué atenerse.

Las dos se admiran mutuamente por su determinación y perseverancia, pero Capricornio se rebelará si mamá trata de imponerle reglas rígidas. También puede obstinarse si la fuerzan demasiado.

En lo fundamental, la niña Capricornio se sentirá muy feliz con el estilo de educación convencional de Tauro. Mamá se ocupará de que reciba la educación tradicional que le conviene, y no se burlará de ella cuando se comporte de manera seria y adulta. Capricornio se sentirá aceptada y segura, y estará encantada de vivir en una casa donde la comprenden tan bien.

Capricornio