Hijo Capricornio, padre Virgo

A papá le gustan las criaturas bien educadas y de buen comportamiento que desean aprender; así que estará encantado con su terrenal hija Capricornio, responsable y seria desde el momento en que abre los ojos por primera vez.
Capricornio está resuelta a ser un éxito, y el cuidadoso papá Virgo hará todo lo que pueda para ayudarla en su propósito. En realidad, papá admira secretamente la faceta ambiciosa de su hija y le gustaría tener la misma energía para llegar a la cima.

Ambos son bastante pesimistas, aunque Capricornio cree que si trabaja duro las cosas se arreglarán al final, en tanto Virgo nunca está seguro de que sus esfuerzos merezcan la pena. Los dos son honrados, realistas y prudentes, y necesitan observar antes de ponerse manos a la obra. Ni el uno ni la otra son el mejor bromista del mundo, aunque se divierten mutuamente con sus pequeñas y agudas observaciones de la vida.

A Capricornio le vendría bien un poco más de diversión para abrirse más al mundo. Ella, a veces, se toma la vida demasiado en serio, por lo que papá debería tratar de prepararle novedades y sorpresas que alegrarán su actitud.

El padre Virgo desea ayudar y ser útil a los demás; pero Capricornio piensa secretamente que su padre haría mejor si dedicase su tiempo y su energía a ganar dinero. Virgo soporta los cambios mejor que su hija, y deberá prepararla bien ante cualquier alteración de su rutina, en especial una mudanza o el nacimiento de un hermano o hermana menor. Capricornio aborrece cualquier cosa que parezca una amenaza a su seguridad.

En general, Capricornio se sentirá muy segura con su papá Virgo. Sabe que puede confiar en él y ambos comparten un enfoque similar de la vida. Virgo nunca espera demasiado de su hija y le da mucho apoyo cuando hace falta. Le demuestra a Capricornio cómo actuar correctamente y satisface su curiosidad compartiendo con ella una profunda comprensión del funcionamiento de las cosas.

Capricornio