Escorpio ascendente Géminis

La suya es una combinación difícil, porque sus dos signos tienen poco en común y deben aprender a congeniar. Usted oscila entre la personalidad contenida e intensa de Escorpio y el deseo de Géminis de revolotear por todas partes y comunicarse a derecha, izquierda y centro. No es tan flexible y ancho de miras como parece, y aunque puede fascinarse rápidamente con algo o alguien, abandonará todo con mayor rapidez todavía si se le presenta una propuesta más atractiva.

Su energía, al igual que su amor, es tan errática como erótica. Los demás lo tomarían más en serio si pudieran mantener la marcha de sus rápidos giros. Usted puede ser un amante hiriente, capaz de prometer un gran romance para luego ofrecer una versión pálida y descolorida del mismo.

Incluso cuando al fin se despiertan sus pasiones de Escorpio, usted es capaz de desaparecer súbitamente. En realidad su vida amorosa está gobernada más por la cabeza que por el corazón, y por eso necesita parejas que le supongan un reto. Sus amores más duraderos tienden a ser escasos y a suceder fuera de la pareja de la que en teoría usted forma parte.

Es usted propenso a dilapidar sus fantásticas energías ocupándose de demasiadas tareas contradictorias. Pero su penetrante mente de Escorpio y la curiosa sagacidad característica de Géminis forman una combinación inteligente, sutil y experimental. Usted puede tener poderes curativos sobrenaturales y triunfará en su campo, siempre que proyecte un camino definido y se atenga a él.

Signo Escorpio