Los ascendentes de Escorpio

Si se raspa la superficie de Escorpio, rápidamente aparecerán sus dos fuerzas conductoras más poderosas: el sexo y los secretos. Escorpio no puede evitar fascinar a los demás y habitualmente recibe más propuestas amorosas de las que podría atender, incluso con sus niveles sobrehumanos de energía.
No importa si el secreto es suyo, o si le ha sido confiado por un amigo vacilante; en ambos casos, usted es incapaz de levantar la liebre por más tentado que se sienta. Usted realmente goza con su depósito de conocimiento prohibido, a pesar de que rara vez intente sacarle partido. Pero eso alimenta su eterna aspiración de poder. Posee en su interior un ardiente infierno de pasiones al rojo vivo, listas para entrar en erupción en cuanto vacile su estricto autocontrol. Y aunque puede ser un buen servidor, leal y muy trabajador, usted en el fondo desea virulentamente llegar a ser el jefe.
Pese a su máscara impasible y a su capacidad de herir con pocas y certeras palabras, usted está a la merced de sus sentimientos. Si alguien mira profundamente sus ojos hipnóticos y ardientes, comprenderá hasta qué punto es usted intenso y apasionado. Pero cuando eso suceda, ya no podrá echarse atrás.
Su extrema dedicación, rayana en la obsesión, le garantiza el éxito. Usted trabaja y juega, a veces, incluso demasiado duro para su salud, y siempre llega hasta las últimas consecuencias. Puede hipnotizar a quien se le antoje y convertirlo en su devoto esclavo, aunque no devolverá la atención hasta sentir completa confianza.
Pero lo negativo es que, mal dirigida, su poderosa personalidad es capaz de acciones violentas, incluso criminales, y de una intensa crueldad. Si alguien lo desilusiona o se burla de usted, seguro que sentirá el incisivo filo de su lengua.
Usted posee una mente estupendamente apta, pero le va mejor cuando actúa por intuición. Puede ser víctima fácil de la lujuria y la sensualidad, especialmente cuando se trata de blancos no convencionales. Pero usted también llega a extremos de abnegación y muestra una gran lealtad y honradez, y cuando logra controlar los celos, puede mantener relaciones duraderas que sobrevivirán a cualquier desastre emocional o financiero.
El sexo es su afición predilecta y permanente, junto con los misterios del nacimiento, la muerte y lo sobrenatural. Es difícil vivir con usted porque desprecia cualquier demostración de debilidad, y puede ensimismarse si sus motivos son cuestionados o alguien parece estar escapando a su control. Usted es exigente, no hace nada a medias y sostiene opiniones rígidamente arraigadas con un estilo fascinante.
Intente controlar sus nervios si quiere evitar la tensión, el insomnio y las enfermedades repentinas. Como usted es una persona muy fuerte, sólo será feliz con una pareja igualmente poderosa, aunque convendría que fuera más flexible. Usted espera mucho de los demás, pero aún más de usted mismo.
Su verdadero yo Escorpio se le revelará con mayor precisión tras descubrir el corregente de su vida, su ascendente, cuando vea cómo se combina éste con su signo solar para dar forma a su personalidad.
Usted ya sabe cuál es su signo solar: el día de su nacimiento lo califica como Escorpio. Ahora, después de comprobar en el siguiente gráfico su hora de nacimiento, podrá conocer también su ascendente.
escorpio ascendente

Signo Escorpio