Psicología de Escorpio

Escorpio es un signo que es consciente de su fortaleza interna para salir adelante, una fuerza que los hace sentir omnipotentes, dado que son muy resistentes al dolor, lás pérdidas, la muerte, y tienen gran capacidad para sobreponerse a todo ello.
Sin embargo, también hay que decir, que, muchas veces, son los escorpianos mismos quienes provocan situaciones conflictivas y difíciles con las que pareciera como si buscaran inconscientemente “tocar fondo” para, luego, resurgir y salir fortalecidos de esa experiencia, al tiempo que transformados psicológicamente.
Otro aspecto esencial de la psicología escorpiana es la intensidad que caracteriza al signo. Es así que Escorpio siente todo de una manera muy profunda, ya se trate de algo importante o de una nimiedad.
Lo afectarán igual una mala contestación de su vecino, como la pelea de la mañana con su mujer o marido. Todo es importante, demasiado…
Esto hace que Escorpio sea famoso por sus capacidades amatorias, sexuales, intelectuales. Sin embargo, la característica más notable de los escorpianos es su capacidad de desear y la voluntad de ponen para conseguir lo que quieren, sea lo que sea.
Pero, no hay que equivocarse, no todo es energía y fortaleza, cosa de la que los escorpiones a veces se olvidan. Ellos son también débiles, vulnerables, muy sensibles e influenciables por su entorno.
Sin embargo, lo niegan, porque tienen miedo de depender del otro (aunque lo hagan de hecho), dado que, conscientemente, buscan constantemente su dominio.
Este es otro de los factores que más destaca de su personalidad: es tal la necesidad y curiosidad por saberlo todo del otro, que realmente desean “meterse dentro de él” para obtenerlo todo: amor, sexo, conocimiento, experiencia, diálogo, afecto. En suma, fundirse con el cuerpo y el alma del otro.

Signo Escorpio