Géminis ascendente Piscis

Esta combinación compasiva, amable y afectuosa podría convertirlo en una sensible tía ideal o en el tío más bonachón.
Piscis le otorga una percepción casi psíquica de los sentimientos ajenos, mientras Géminis le permite apartar su mente lo suficiente para dar consejos sensatos, sin comprometer demasiado su corazón.
A usted le gusta la gente, y la comprende, y por eso puede defender los derechos de todos…, excepto los suyos. Pero su imaginación fértil y su comprensión de los móviles de las otras personas lo colocan siempre en la esencia de la vida.
Su ascendente de agua hace que sus emociones lo conmuevan profundamente, así que cuando se trata de su propio corazón, a usted le resulta muy difícil ser objetivo. Vacilante en el amor y en la amistad, usted necesita una fuerte base hogareña para mantenerse en la senda recta. Su problema principal será siempre separar la fantasía de la realidad.
Las dudas profundamente arraigadas acerca de su propio talento impiden que usted siga adelante, lo que podría poner freno a su progreso profesional: una gran pérdida para la humanidad.
Y en lo sexual usted puede ser su peor enemigo, pues tiene una propensión enfermiza a ser dominado por amantes que lo humillan en público.
También anhela usted lo imposible, y luego aterriza violentamente en un cómodo capullo de bebidas o comidas. Ese toque de Piscis puede hacer que compartir la vida con usted sea una desdicha, y necesita una pareja con la fortaleza emocional de una piedra. Pero, a diferencia de otros Géminis, usted siempre termina lo que ha comenzado.

Signo Géminis