Libra ascendente Aries

Las discusiones lo hacen sentir vivo, y sus oponentes siempre desean abandonar antes de empezar, porque saben que los espera una actuación larguísima, cuidada y persistente. En caso de tener un solo contrincante, usted es capaz de ir cambiando de bando o de adoptar una tercera opinión, nueva, para mantener viva y entretenida la conversación.

El signo de fuego Aries se combina con su signo solar de aire otorgándole facilidad de palabra y gusto por la manipulación. A veces usted puede irrumpir en las conversaciones ajenas, pero suele ser tan encantador y persuasivo que a nadie le importa.

El feroz Aries aumenta su nivel de energía pero lo hace más temerario que otros Libra, así que es probable que usted se disperse en varias direcciones a la vez. También puede parecer más impulsivo de lo que es en realidad. Y cuando, como cualquier nativo de Libra, luche por defender a alguien más débil, será capaz de derribar muros.

Enamorarse le resulta fácil y tiene posibilidades de casarse joven y padecer acto seguido dramas domésticos. Pero le resulta difícil enfrentarse a los fracasos emocionales, lo que le hace preferir continuar con la relación viciada antes que confesar al mundo que ha cometido un error.

El amor y el sexo le provocan un sarpullido de conflictos. Mientras Libra anhela la unión amorosa, Aries ambiciona una vida solitaria y andariega. Esto significa que usted puede oscilar entre ambos estados en la misma relación, provocando así dolor y confusión en su amante. Pero si al fin se compromete a formar parte de una pareja, la osadía y el instinto de supervivencia de Aries combinarán bien con el don de gentes de Libra, y usted logrará una buena relación.

Signo Libra