Libra ascendente Escorpio

Discutidor nato, usted no gusta de las pelea, por supuesto, pero es incapaz de resistirse a una buena discusión, a una complicada, prolongada y espectacular contienda de voluntades. Las negociaciones y las intrigas son su segunda naturaleza, y usted tiene que contenerse para no empezar a regatear el precio del paquete de cereales en la tienda de ultramarinos.

Al tacto de Libra se une al aguijón del Escorpio, y usted se convierte en un crítico muy eficaz, capaz de deslizar comentarios absolutamente incisivos sin obtener otra reacción por parte de sus víctimas que un tímido: «Gracias». También puede enfrentarse a la realidad con más facilidad que otros Libra. Su ascendente lo ayuda a coger el toro por los cuernos, sin demorarse en resolver dilemas personales.

Pero el famoso carisma de su signo solar no es siempre evidente: muchos de los que comparten esta combinación astrológica temen parecer débiles, así que usted oculta su verdadera naturaleza tras una expresión más bien severa y suspicaz.

Su lado Escorpio lo ayuda a concentrarse, a poner límites, y a ser más decidido que otros especímenes de su indeciso signo; pero usted deberá cuidarse de los excesos en la comida, la bebida y el sexo, porque es sensual por partida doble. Vive grandes pasiones, y aunque muchas no duren, siempre son intensas.

Incluso puede casarse varias veces. Su ascendente lo hace propenso a los excesos y extremos y logra que las balanzas de su signo solar oscilen locamente de un lado a otro. Pero usted posee el don de solucionar las preocupaciones económicas de Libra gracias a la energética capacidad de trabajo de Escorpio. Usted no es exactamente una persona tranquila, pero permanece en el centro mientras todo gira a su alrededor, como el ojo del huracán.

Signo Libra