Hijo Piscis, madre Capricornio

Mamá Capricornio parece muy silenciosa pero sabe lo que quiere. Es mucho más decidida y tiene los objetivos mucho más definidos que la soñadora Piscis, a quien le gustaría flotar por la vida, sin ambiciones fervientes ni expectativas de riqueza.

La madre Capricornio se desvive por los símbolos de clase social, mientras que la niña Piscis no es en absoluto materialista. A mamá le gusta estructurar cuidadosamente su vida, con cada cosa en su lugar y bajo control, pero a Piscis le atrae un estilo de vida libre y fluido que le permita aceptar cada opción a medida que se presente. Odia sentirse atada, y Capricornio no debe esperar que Piscis se adapte a una rutina estricta.

Mamá descubrirá que Piscis carece totalmente de sentido práctico, pero hay en Capricornio una parte oculta que le permite entender la soñadora creatividad de su hija. Secretamente, mamá también ama la música y el arte, y estimulará los intereses de Piscis en esos campos. Por supuesto, le endilgará miles de advertencias sobre las dificultades de convertir esos intereses en una carrera, pero tampoco la obstaculizará.

Una vez que Piscis haya elegido su camino, mamá la presionará intensamente para que tenga éxito y sea la mejor. Mamá puede empujarla demasiado y existe el peligro de que Piscis responda abandonando y flotando a la deriva. A Piscis la atenaza el miedo al fracaso y aborrece la idea de perturbar a mamá. Las escenas la asustan y siempre evitará los enfrentamientos.

Regido por el frío Saturno, Capricornio no es un signo muy cálido, así que a mamá le puede resultar difícil demostrar el afecto que la sensible Piscis necesita para sentirse segura y confirmada. Mamá debe demostrar su amor tanto como pueda. Su influencia ayudará a Piscis a encontrar dirección y sentido. También ayudará a su hija a ser más dura, para que la vida le resulte más simple y pueda enfrentarse mejor a ella. Por encima de todo, mamá organizará a Piscis, y eso ya es un gran logro en sí mismo.

Signo Piscis

Artículos relacionados