Hijo Piscis, padre Cáncer

El cariñoso papá Cáncer estimulará a su hija Piscis a cultivar sus talentos. La llevará a nadar —ambos aman el agua-—, la ayudará a pintar y dibujar, y le comprará un instrumento musical enseguida que ella se lo pida.

Papá la llevará alegremente a realizar todas las actividades que ella quiera, pero debe vigilar que la niña no saque partido de su naturaleza tierna. A Piscis le gusta que la atiendan, pero también necesita aprender a autoabastecerse.

Este par acuático, muy emocional, chocará algunas veces. Ambos estallan bajo presión y papá súbitamente puede volverse autoritario y mandón en un intento de afirmar su autoridad. Piscis lo odiará cuando grite. Papá debe acordarse de darle confianza y asegurarle su amor, pues de otro modo Piscis se sentirá perturbada y perderá su autoestima.

Esta niña, en efecto, necesita toneladas de elogios y estímulo para mantener a flote su autoestima. Papá tendrá que ayudarla a tomar decisiones y enseñarla a pedir lo que quiere. Ésa es una tarea difícil para el tímido Cáncer, pero deberá hacer todo lo que pueda para que su hija aprenda a defenderse en la vida.

El padre Cáncer debería tratar de evitar las peleas interminables acerca del orden de la habitación de Piscis: es probable que Piscis no la ordene nunca, pero es mejor razonar con ella sin levantar la voz.

Papá estará encantado de ver que su hija Piscis crece y se convierte en una persona encantadora y cariñosa, llena de generosidad y amabilidad. Disfrutará en compañía de su hija y estimulará su notable imaginación. Y ella agradecerá la seguridad, dirección y calidez que siempre le ha ofrecido su padre.

Signo Piscis

Artículos relacionados