Piscis ascendente Capricornio

Los embates de la vida hacen que Piscis se tambalee, y que luego se enrolle en un denso ovillo para quedarse así para siempre. Al menos eso es lo que ocurre habitualmente; pero la ruda superficie de Capricornio le ayuda a usted a protegerse de algunos de esos ardores emocionales que le resulta tan difícil manejar.
Su ascendente también puede mitigar la tendencia del pez a deslizarse y mover constantemente la cola, dándole más determinación y convirtiéndolo en una persona con mayores probabilidades de éxito, por lo menos a largo plazo.
Sociable, solidario -es un amigo muy protector- y coherente, la suya es una delicada combinación entre la cautela de su signo solar y la persistencia de su ascendente. Y Capricornio le otorga un filo de acero inoxidable, de modo que usted puede arreglárselas mejor que otros tipos de Piscis en malas condiciones laborales o en incómodas circunstancias hogareñas.
Usted no es la frágil flor de invernadero que suele producir su signo solar. Los obstáculos no lo amilanan, pero puede convertirse en un latoso recalcitrante, especialmente en lo que concierne a su salud. El matrimonio y otros vínculos a largo plazo no siempre le sientan bien, aunque se siente mejor con una pareja que le ayude a mantener el sentido de la proporción.
Profundo, cuidadoso y siempre dispuesto a ayudar, vibra en usted un hálito de suavidad detrás de una fachada formal. De vez en cuando el mandón Capricornio se une a su excesivamente emocional y comprometido signo solar para hacerlo parecer un entrometido, pero lo cierto es que usted se preocupa verdaderamente por los demás. El trabajo en un servicio social sería ideal para usted. La compasión, sumada a la lógica calculada, podrían iluminar realmente los problemas del mundo.

Signo Piscis