Piscis perverso

Tan unida en cuerpo y alma es su visión idealizada del amor, que Piscis puede lanzarse de cabeza en desastrosos enamoramientos, de los que sólo logra salir con el corazón sensiblemente lastimado. Usted pone a su pareja en un pedestal, y aunque ése no sea el deseo de su pareja, usted la seguirá viendo como el amante más sincero y atractivo del mundo… ¿Y quién podría estar a la altura de esa imagen?

Piscis perdona todos los defectos, excusa todos los excesos, hasta que fuerza a su pareja a pisotearlo, como si usted fuera el felpudo de entrada, que es en lo que acaba transformándose. Después, un día, se le caen los anteojos de cristal rosado, y todo lo que le queda por hacer es echarse a llorar.

Siendo un blanco fácil de las sonrisas seductoras, pero poco sinceras, usted suele perder el tino por personas desastrosamente inadecuadas. Con frecuencia, el amor es para usted menos una atracción que una adicción, y eso le hace proclive al autoengaño. En su interior, es posible que usted necesite desesperadamente apoyo emocional y confirmación, pero está demasiado asustado para pedir lo que desea.

Su táctica amorosa de ganar a fuerza de dar puede convertirse en una obsesión tan ciega que lo hace olvidar cómo tomar. Lo que comienza como un amor firme y de apoyo puede desbocarse y convertirse en una enredadera sofocante que apura a sus asustados amantes a salir corriendo…

Caviloso y caprichoso, el intenso Piscis carece de sentido del humor y de la capacidad esencial de poder reírse algunas veces de la vida y el amor. No siempre -no desde luego las veinticuatro horas del día- debe ser todo un drama romántico, con la respiración acelerada y las ropas arrancadas en pleno acceso de pasión.

Es posible que usted huya ante la posibilidad de entablar una relación entre iguales, prefiriendo en cambio ser víctima de alguien o salvador en alguna misión desesperanzada donde pretenda convertir en buena una mala relación.

Sin embargo, aunque consiga su propósito, su lado más oscuro no dejará de susurrar pensamientos negativos en su conciencia. Usted tiene demasiado talento para hallar dobles sentidos en un comentario inocente, y montar una escena de celos. Sus sospechas; amorosas pueden crear un estado de ansiedad y desdicha permanentes.

Signo Piscis

Artículos relacionados