Secretos eróticos de Piscis

El ingrediente prodigioso de cualquier pócima que espera despertar la pasión de Piscis es el agua, porque sus fluidas y misteriosas profundidades harán que el signo del pez recuerde su yo profundo, despojándolo inmediatamente de casi todas sus inhibiciones.

Hacer el amor junto al mar, o dentro de él, mientras las olas azotan suavemente su cuerpo, es el sueño amoroso de Piscis. O en climas más fríos, pasar un fin de semana en un hotel de la costa, mientras las olas, en el malecón, rompen contra las piedras. Si está en su casa, siempre puede escuchar una grabación con el ruido del mar.

Una cama de agua o un jacuzzi compartido también son elementos indispensables para sus proyectos de placer.
Compartir la ducha con su amante, disfrutando del contacto resbaladizo de la piel enjabonada y de la fuerte presión del agua que produce un cosquilleo de placer. Después, dedicar tiempo al centro sexual de Piscis: los pies, mientras los dedos describen firmes círculos sobre la planta, y el pulgar presiona suavemente los huesos del empeine.

Muy pronto, todo su cuerpo se sentirá atravesado por dardos de un placer exquisito, relajándolo. La relajación es la clave del éxtasis total para Piscis, algo que no puede lograrse si usted no se concede el derecho de recibir placer tanto como de darlo, sin que lo acosen los sentimientos de culpa.

Conforme el deseo aumenta, los dedos recorren todo el cuerpo, la curva del tobillo, la suave piel del interior de los muslos, la opulencia de la carne, el hipersensible interior de los brazos, mientras
la lengua describe suavemente círculos diminutos en otros rincones, y los besos, que empiezan con ternura, se vuelven más y más anhelantes…

Al nativo de Piscis también le gustan las fotos y las películas eróticas, especialmente si su pareja se sienta en el extremo opuesto de la habitación y se prohíben tocarse o besarse hasta el final de la película, lo cual multiplica por dos el deseo de abrazar al otro.

La intriga y el misterio son ingredientes que también excitan a Piscis. Usted adora una «búsqueda del tesoro» erótica, con pistas desperdigadas por la casa donde se le dice de qué ropas debe despojarse o dónde debe buscar algunos juguetes sexuales.

Signo Piscis

Pero aunque a Piscis le complace experimentar y rara vez dice que no a cualquier juego nuevo, por favor, procure no decir que sí cuando en realidad desea decir que no. El frágil orgullo del pez se lastima con facilidad, y si las cosas no salen como usted desea, o espera, se atribuirá toda la culpa por ello, impidiendo que la pasión crezca en su corazón.

Tome el sexo, como la vida, gradualmente, y mire el aspecto más luminoso cada vez que tenga la oportunidad de hacerlo. Usted, más que cualquier otro signo, necesita dormir en la misma cama que su pareja: esa inconsciente proximidad de los cuerpos forma parte de su sistema de seguridad personal.

Signo Piscis

Artículos relacionados