Sagitario ascendente Cáncer

Es usted una maraña de contradicciones, pues los dos signos que lo rigen estiran de usted en direcciones opuestas: Cáncer lo hace parecer sensible cuando se trata de sentimientos -especialmente de los suyos- y Sagitario lo transforma -por lo general- en alguien sin tacto, capaz de aplastar brutalmente la confianza ajena.
También es un rompecabezas amoroso: un Sagitario libre y expeditivo que sin embargo parece necesitar el lindo nidito de amor de Cáncer. Así que mientras una parte de usted se relame de placer ante un cuarto recién decorado, la otra hojea guías de viaje y contrata un safari de seis meses.
Incluso cuando su ascendente lo ayuda a encontrar un amor profundo y verdadero, su signo solar está ocupado intentando deslizarse de esos cálidos abrazos, listo para comprar un pasaje de ida sin retorno. El problema es que usted quiere compromiso y libertad a la vez, vacila entre el sí y el no, y se vuelve taciturno y autocompasivo cuando su pareja no lo interpreta bien. Su signo solar teme ser atrapado y su ascendente siente terror el rechazo. Ninguno de los dos triunfará a menos que usted se dé más oportunidades.
Afortunadamente, los demás perseveran, en parte porque usted es muy bien parecido. El toque de Cáncer lo hace parecer más tímido de lo que es en realidad, pero también le proporciona una dosis extra de perseverancia.
Sin embargo, usted ambiciona llegar más alto que un verdadero Cáncer, y es lo suficientemente expansivo para obtener lo que desea por cualquier medio. También posee una gran intuición para las predicciones. Siempre dispuesto a probar muchas cosas a la vez, usted iría a cualquier lugar de la tierra para ampliar sus horizontes.

Volver a Sagitario