Sagitario ascendente Piscis

Su supersensible signo de agua lo hace parecer inocente, poco práctico y proclive a soñar despierto; pone además freno a su carácter osado y decidido y hace que usted prefiera nadar a favor de la corriente en vez de enfrentarse a sus propias aventuras.
Al combinarse con Sagitario, el signo de Piscis duplica su rechazo a las responsabilidades y restricciones ¡Aunque un romance es una tentación muy poderosa!
Usted es más ciclotímico y reservado que las mayoría de los Sagitario, y también muy difícil de conocer. Pero es tan activo, inquieto y ambicioso como todos los de su signo, aunque la mayor diferencia radica en que usted vacila, gracias a Piscis, y le resulta difícil aceptar que su intensa necesidad de éxito también conlleva responsabilidades.
Esta combinación también aumenta la tendencia a exagerar y el sensacionalismo. Pero está equilibrada por dosis de cortesía y preocupación por los demás. Su mente creativa e inquieta lo llevará a la cumbre en cualquier trabajo, pero usted se sentirá a sus anchas, sobre todo, dirigiendo una gran empresa destinada a servir a la gente.
Extravagante y con frecuencia descarriado con el dinero y el amor, necesitará una renta estable y una pareja sensata y amorosa para controlar su tensión nerviosa: su corazón tiende a arramblar con todo, y usted proyecta una personalidad mágica para asombrar a sus amantes y luego se pregunta por qué no se adaptan a ella. Pula su sentido común, y ese empuje por lograr que suceda lo que desea moverá montañas.

Volver a Sagitario