La Justicia

tarotLa Justicia

La Justicia (Arcano VIII) o la Balanza, indica que todos nosotros debemos ser pesados en la balanza; que cada uno de nosotros recibe realmente su exacto tributo diario, de acuerdo con los propios méritos. Aquí se trata de la Justicia Divina, y por eso la figura de este arcano no tiene los ojos vendados. La justicia de los hombres debe ser, hasta cierto punto ciega, mientras que la Justicia Divina observa todas las cosas con estricta imparcialidad. No hay lugar a dudas acerca de la extrema antigüedad de este simbolismo. Los egipcios primitivos creían que el alma de los muertos era conducida a la Cámara del Juicio de Osiris, para ser pesada allí en la “Gran Balanza” por Thot, en su presencia. A Thot se le atribuía la invención de las letras y la escritura; era el escriba de los dioses, algo así como el Ángel registrador egipcio. Si el corazón, que se colocaba en un platillo, equivalía exactamente a una pluma (Maat), símbolo de rectitud, el alma del difunto era recompensada por sus buenos actos e iba a morar en lo sucesivo con los dioses.
De acuerdo con el Corán, todo el mundo será pesado de la misma manera en la balanza del arcángel Gabriel; las buenas acciones se colocarán en el platillo denominado “Luz” y las malas en el platillo denominado “Oscuridad”. Entre los griegos se decía que Astrea, la diosa de la justicia, había vivido en la Tierra en la Edad de Oro, hasta que comenzó a prevalecer el pecado. Entonces, se retiró con el último de los dioses al cielo, trasformándose en la constelación Virgo. De acuerdo con este mito, parecería que Virgo debe constituir la afinidad astrológica de esa carta, mientras que “Papus” menciona a Cáncer y Paul Foster Case a Libra.
La espada de la Justicia, obviamente es de doble filo y corta en ambas direcciones. “Papus” dice: “La ciencia Oculta, al principio teórica, ha llegado a ser práctica y se la ha enseñado vcrbal-mentc. Ahora se muestra en toda la crueldad de sus resultados, terrible para los falsos Magos (la Espada), pero justa para los verdaderos Iniciados (Balanza)”. En la terminología cabalística, la mujer sentada representa a Ckesed (la piedad); la Espada. a Geburah (la severidad, el rigor de la ley), y la Balan/a misma, al equilibrio (Tiphercth, el centro de la armonía), conservado exactamente entre ambas.
Puede señalarse que los platillos de la Balanza forman una vez más la cifra ocho en posición horizontal, como en el caso del sombrero del Mago, siendo (como ya lo hemos señalado) el símbolo de la Vida Eterna. Los ojos, a cada lado de la nariz, son como los dos platillos de la balanza, con el fiel entre ambos. Por lo tanto, se podría decir que la Balanza señala que todos somos observados y evaluados por los Ojos Eternos.