Hijo Tauro, madre Géminis

La velocísima Géminis no puede evitar mostrarse superior a su retoño taurino. Ella vive la vida por la vía rápida, mientras la terrenal y sensata Tauro prefiere la marcha más pausada. Esta niña adora tener mucho tiempo para relajarse, y se mueve de manera constante y práctica. Tauro echará toda el agua al molino, pacientemente, mientras mamá Géminis se aburre y sale corriendo a hacer algo más interesante y divertido.

Géminis es muy sociable y le encanta tener público. También disfruta con pequeños juegos de palabras que confunden y molestan a la directa Tauro, una niña que necesita que todo sea tal como parece, que aborrece el engaño y quiere poder confiar en que su madre dice lo que quiere decir y quiere decir lo que dice. Mamá Géminis podría persuadir a Tauro de cualquier cosa, y lo hace con frecuencia.

A la niña Tauro seguramente le gustaría ser tan libre y despreocupada como su madre; y se sentiría mucho más protegida si ésta aminorara algo la marcha, ajustándose a su velocidad, y le brindara un poco más de esa cálida sensación de seguridad que Tauro tanto anhela.

La mejor apuesta de mamá será apoyarse en las caricias para lograr que la pequeña Tauro se sienta amada y querida. Esta niña adora los abrazos intensos y si Géminis fracasa al darle afecto, puede tornarse obstinada y desobediente. La calidez hará que todo funcione correctamente en su pequeño mundo.

Tauro necesitará una dosis extra de seguridad cuando se trate de mudarse de casa. Géminis siempre está en movimiento, y se aburre si permanece mucho tiempo en el mismo lugar. Su hija adora la estabilidad y le gustaría vivir en la misma casa toda la vida, de modo que habrá que introducirla con amabilidad en cualquier ambiente nuevo.

Mamá Géminis necesita desarrollar sus propios intereses porque de otro modo se apoderará del mundo de Tauro e intentará impulsarla en una dirección que acaso no le convenga. La pequeña Tauro no evoluciona tan rápidamente como evolucionó Géminis, y puede aprender a hablar tarde, lo cual es probable que desconcierte a su madre. Pero Tauro lo logrará por fin y Géminis puede estar segura de que el tiempo que dedique a enseñarle a su hija no será tiempo perdido. Siempre que mamá no ejerza presión demasiado duramente, todos serán felices.

Signo Tauro

Artículos relacionados