Hijo Tauro, madre Virgo

La sólida niña Tauro adora la estabilidad y la seguridad que le ofrece su sensata mamá Virgo. Ésta mantiene una casa pulcra y ordenada donde se atienden con eficiencia todas las necesidades de Tauro, y siempre está disponible para ayudarla con las tareas escolares, ponerle ropa limpia y servirle comidas deliciosas, cosas que le sientan muy bien a Tauro.

Virgo admira el vigor y la decisión de Tauro cuando se dispone a hacer algo. Pero detesta que Tauro se obstine negándose a admitir que puede estar equivocada en algo. Esta hija es sorda a los bienintencionados consejos de su mamá, hasta que por fin concede que Virgo quizá tenga un poco de razón.

Pero a una madre Virgo le encanta que Tauro tenga los pies en el suelo y se enfrenta a la vida de una manera bastante parecida a la suya. Tauro disfruta quedándose en casa, y eso es lo que hace, logrando que mamá no se sienta culpable por ser tan hogareña -Tauro tampoco es un ser especialmente sociable-, aunque Virgo se asegurará de que su hija salga lo suficiente para integrarse en la sociedad.

A mamá le causa agrado que Tauro no sea temeraria; pero hasta preferiría que algunas veces fuera un poquito más aventurera. Y cuando se trate de mudanzas, la adaptable Virgo se exasperará con la arraigada Tauro: mientras mamá siempre anda a la búsqueda de lugares nuevos, Tauro se resistirá diciendo que no se va hasta que el camión de mudanza esté cargado hasta los topes.

La madre Virgo disfrutará llevando a su hija Tauro a viajes educativos para ensanchar su mente; las casas históricas son las favoritas de ambas. Pero Tauro tendrá que suplicarle a su madre su deseado helado cuando termine el paseo, y ésta se esforzará arduamente para que Tauro mantenga una dieta saludable, algo que resulta harto difícil con esta pequeña glotona.

Virgo también intentará convertir a la desaliñada Tauro en una persona elegante. Esta niña ama lo que es cómodo, por más viejo que sea, mientras mamá insiste en lo que es pulcro y adecuado.

Pero esta pareja se lleva muy bien. La niña Tauro se siente muy feliz de aprender de Virgo lecciones de buenos modales y buen comportamiento, y admira el deseo de ayudar a otros de su mamá. Tal vez mamá no le dé tantos abrazos como a Tauro le gustaría -ya que Tauro es una niña particularmente amante de los mimos y caricias-, pero mamá la rodeará de seguridades, y eso es lo que Tauro más necesita de ella.

Signo Tauro

Artículos relacionados