Tauro ascendente Géminis

Agradezca a sus astros esa faceta conversadora y cautivadora que le ha dado su ascendente, regido por Mercurio. Géminis puede convertir su seriedad, a veces indigesta, en un refrescante sorbete de limón.
Aunque sigue siendo básicamente sensato, leal y sesudo, también revela de tanto en tanto una vena encantadoramente leve.
En el trabajo, la perseverancia del toro sumada a la capacidad de persuasión del signo de los gemelos le proporciona una mezcla irresistible. Al contarse entre los tipos más flexibles de un signo no precisamente famoso por su mente abierta, usted tiene buen ojo para las oportunidades comerciales y una lengua hábil.
Pero debe evitar confiar demasiado en su destreza para conversar, pues eso puede hacerlo parecer más astuto y mejor informado de lo que realmente está. Ponga en acción su mente inquisitiva en vez de dedicarse a los planes superficiales de enriquecimiento rápido.
Se preocupa fácilmente y tiende a permitir que la vida desgaste sus nervios, por eso la furia interior lo lleva a hacer saltar los fusibles con mayor frecuencia de la debida. Pero afortunadamente su furia no dura mucho, y es capaz de conservar sus amigos durante años. Su ascendente lo hace más original y menos pesado que otros tipos taurinos.
Es posible que tenga habilidad manual y un reloj físico un poco acelerado, lo que significa que puede quemar calorías rápidamente y evitar el exceso de peso.
Usted parece más joven de lo que es, lo cual, sin duda, es una ventaja, pero también hay que decir que su sentido del humor es bastante infantil. Reprimir las preocupaciones puede provocarle alergias y trastornos nerviosos, y su mirada demasiado móvil origina reiterados problemas amorosos. ¡Necesita una pareja muy paciente!

Signo Tauro