Tauro perverso

Tauro es un “poco” terco y un gran obsesivo del orden

La pasión por la satisfacción física es uno de los distintivos del estilo terrenal de Tauro; el otro es su sorprendente obsesión por el orden y el control en su vida. Estirar demasiado las riendas de la relación, tanto en la cama como fuera de ella, puede hacer que el amante se aleje corriendo de usted.

Su terquedad aflora con excesiva frecuencia, mostrando una visión muy restringida de la vida: así lo quiere usted y se acabó. Pero desafortunadamente, el amor no tiene por qué ajustarse a definiciones tan estrechas, exige dar y tomar, así como libertad para poder prosperar.

Al ser una criatura de costumbres, Tauro tiende a quedar atrapado en mezquinas rutinas y a enredarse tanto en trivialidades cotidianas que acaso llegue a perder contacto con su yo profundo, lleno de pasión. Y eso es una pena, una terrible pena. También lo es su debilidad por el exceso de trabajo, que puede conducirle a depositar en él toda la energía que le roba al amor. Irónicamente, sin la práctica de ese amor, que en realidad es el elixir vital de los nacidos en Tauro, usted apenas es capaz de trabajar bien.

Usted huye de toda clase de cambio. Aun cuando su relación se haya estancado mucho tiempo atrás, un Tauro probablemente preferirá seguir con ella antes de arriesgarse a abandonar o a intentar reavivarla. La convicción de que el amor es para toda la vida es esencial en usted: Tauro se adhiere a lo conocido insatisfactorio antes de arriesgar su hogar y su seguridad con alguna aventura amorosa. Y lo que es suyo es sólo suyo, y luchará con uñas y dientes si un extraño amenaza su cálido entorno. Cualquiera que despierte los celos de un Tauro corre peligro.

A usted le resulta difícil aceptar que su amante necesite una vida propia, y esa posesividad puede ahogar la pasión. Y tras el rostro calmo que usted exhibe ante el mundo, suele haber una furia contenida, un temor y una inseguridad ocultos que pueden derramarse en el momento menos adecuado. Usted es muy fluido en el lenguaje del cuerpo, pero tiene mucho que aprender con respecto a otra clase de comunicación.

Signo Tauro

Artículos relacionados