Compatibilidad Virgo con Leo

Tan sencilla como sacarle un diente a un león sin anestesia…: esta relación es, desde luego, bastante compleja. Pero al margen de los continuos altibajos, también puede haber momentos de gloria en la relación.

El natural espíritu admirador de Virgo es pura ambrosía para Leo, que ama la atención. Y también es perfecto para Leo el talento virginiano para escuchar.

Pero si Leo se excede en su despliegue de autoridad, el alma independiente de Virgo soportará poco antes de devolver el golpe.

Y nada puede pinchar con mayor precisión el inflado globo del orgullo leonino que las críticas de Virgo, afiladas como estilete.

Si estos dos signos pueden aprender a ser tolerantes, a recordarse constantemente que nadie es tan autosuficiente como parece y a concentrarse en los puntos buenos y no en los malos, una brillante relación sexual puede ser la base de una buena conexión en la que aprender del otro. Pero no es una relación que avance sin preocupaciones.

Signo Virgo