Virgo ascendente Cáncer

Cada vez que un amigo se encuentra en problemas, allí está usted, que aparece como el benéfico salvador; porque Cáncer le da esa necesidad de cuidar.
Pero recuerde que puede arriesgar su propia salud al hacerse cargo de los problemas de tanta gente. Algunas veces usted también necesita una sesión de tiernos cuidados, aunque la obstinación de su ascendente se niegue a admitirlo.

Le interesa especialmente la preparación de las comidas y tiende a seguir dietas específicas. Con frecuencia es víctima de extraños e irrefrenables cambios de humor, por culpa de su lunático ascendente. Y aunque Virgo generalmente le obliga a mantener una idea de la vida distante y sensata, usted puede sufrir ocasionales caídas en un malhumor irracional.
Herirlo es fácil. Habitualmente usted oculta sus heridas a la vista de otros, pero debería tratar de atenuar esa doble dosis de abnegación y permitir que le echen una mano. Le gustan los cambios de escena y puede ser un espejo emocional, capaz de reflejar, por simpatía, el estado de ánimo de las personas que se hallan con usted.

Es posible que llegue a una posición de poder, pero no se sorprenda si el escándalo aparece en su camino. A veces puede perder el sentido de la proporción, y en tal caso, el amor es su mejor medicina. El amor le da vitalidad, suaviza sus preocupaciones y estimula su confianza. Usted es más feliz cuando sabe que alguien lo necesita.
En primera instancia, le resultará difícil conseguir dinero, pues carece de suerte en ese apartado, pero cuando lo obtenga le durará toda la vida.

Signo Virgo