Virgo ascendente Tauro

Virgo y Tauro son dos signos que se adaptan entre sí como el guante a la mano dan lugar a esta combinación perfecta; o casi…
El resultado es la persona más práctica del mundo; un ser modesto que nunca causa agitación y que puede parecer insípido al principio, pero a quien los que lo conocen bien siempre acaban por apreciar de veras; una persona muy tolerante y compasiva.

Usted siempre dejará de lado sus propios intereses para ayudar a familiares y amigos, aunque tenga que ir a buscarlos al aeropuerto de madrugada o echarles una mano con las compras de la semana justo cuando por televisión están dando su programa favorito.
El afecto es para usted más importante que para el resto de los Virgo, y sueña con un trabajo agradable entre gente guapa, preferentemente en un barrio residencial. También ansia una casa cómoda donde usted y sus seres queridos puedan desenvolverse de un modo holgado, y comer a gusto. Sin embargo, la pereza puede llevarlo a engordar, a menos que se obligue a la acción en un gimnasio o piscina.

Siempre avanza en todo lo que hace, pero no es particularmente ambicioso. Sus amantes lo consideran absolutamente digno de confianza y fiel. Usted preferirá una pareja que no pida demasiado -especialmente dinero-, pero secretamente teme que su amante pierda interés en usted y por eso, para gustar, se aviene a cualquier proposición…
Nunca pierde el sentido de la proporción ni la pasión por la vida hogareña. ¡Y siempre tiene algo que abrazar, incluso un osito de peluche!

Signo Virgo